Mindfulness

English version

Mindfulness es simplemente estar en el aquí y ahora. El presente es el único momento en el cual puedes darte cuenta de tus sensaciones, del pensamiento y ser consciente de tu ser. 

¿Para qué es necesario?

En el mundo de los videojuegos, un milisegundo puede determinar el resultado de una competición. Significa que los jugadores necesitan aprender rápidamente los errores del pasado, estar unos pasos por delante para superar al equipo contrario, pero como una constante – un jugador debe estar centrado en sus propias acciones y en la interacción con el equipo en el momento presente. Estamos hablando de hacer malabares con tres puntos en el tiempo: pasado, presente y futuro. Esto a veces puede ser complicado…

Photo by Jeremy Thomas on Unsplash

Por un lado, tenemos características funcionales de reflexión sobre nuestro pasado y futuro. Las experiencias pasadas son necesarias para que aprendamos, reflexionemos, cambiemos nuestra perspectiva y veamos hasta dónde hemos llegado. A su vez, pensar en nuestro futuro puede servir para la exploración en lo que consideramos nuestro futuro, fijarnos metas y objetivos que nos motivan y nos impulsan hacia adelante, y mejorar nuestra toma de decisiones porque podemos anticiparnos a las respuestas. 

Por otro lado, tanto el vivir en el pasado como el pensar en el futuro son fuente de problemas comunes: el pasado – estar atascado y dando vueltas en círculos, carecer de confianza en sí mismo; futuro – crear dudas e inducir el miedo que en conjunto puede desembocar en una sensación de angustia. Es más, la mayoría de las veces estamos mentalmente en el pasado o en el futuro. 

Aquí viene la trampa, ¿cuál es el único momento en el tiempo que está bajo nuestro control? ¿Pasado? Ya ha pasado. ¿Futuro? Todavía está por venir. ¿Presente? Hasta cierto punto, sí. Nuestra vida está sucediendo en el ahora, y pasando mientras estamos atrapados flotando en otro lugar. Ejercemos cierto control sobre las acciones presentes y, en gran medida, sobre nuestras propias acciones y pensamientos.

 

Por todo ello, al poder pasar con destreza del pasado/futuro al presente, donde están todas nuestras sensaciones, podemos reconocer mejor nuestro entorno y percibir nuestro propio bienestar, lo cual nos da ventaja en dos aspectos: la identificación y la prevención. 

Identificación: Algo falta en tus tácticas de juego y no eres muy consciente de todos los aspectos. Al enfocarse en el ahora, estás expandiendo tu capacidad de atención y puedes encontrar una solución al problema de una manera más efectiva.

Prevención (cuando todavía estás a tiempo): Durante la práctica de meditación de escaneo del cuerpo, podrás sintonizarte con tu cuerpo y detectar las molestias en tu mano derecha, por ejemplo. En este momento se pueden hacer dos cosas: 1) Puedes retroceder al pasado para rastrear las posibles causas del dolor y evitar hacer el movimiento que te ha llevado a experimentar dolor; 2) Te das cuenta de la incomodidad de la zona de la mano y evitas que empeore cuidando tu mano a propósito.

Para simplificar este ejemplo, ¿alguna vez olvidaste ir a orinar? ¿O beber agua? ¿Qué estabas haciendo en ese momento?  ¿Durante cuánto lo estabas haciendo? O simplemente estabas saliendo de una reunión a otra… Si estás acelerado todo el día sin pararte un segundo para empaparte de la experiencia por la que estás pasando, eres incapaz de percibir tus sensaciones. Esta es una historia común entre los individuos que sufren de burnout. 

La intervención (tardía) sería un caso de estos individuos quemados que ya están sufriendo los síntomas de demasiada presión y ahora hay menos que salvar y se deben tomar algunas medidas drásticas.

Principios

El concepto se ha popularizado en el occidente gracias a Thích Nhất Hạnh (1926-, monje budista) y Jon Kabat-Zinn (1951-; profesor de medicina estadounidense, creador de la clínica de Reducción del Estrés), entre otros. Es muy recomendable aprender algo más sobre estos personajes porque su aportación a las prácticas de mindfulness ha sido inmensa. 

Beneficios

 Aparte de los beneficios experienciales, hay muchos más, tales como: envejecimiento saludable, reducción de los niveles de la hormona del estrés cortisol lo que automáticamente disminuye el estrés, estimulación del sistema inmunológico, aumento de la concentración, etc. Para más información científica sobre los beneficios recomiendo leer el libro ‘Los beneficios de la meditación’ de Daniel Goleman y Richard J. Davidson.

Práctica

Entonces, ¿cómo podemos estar ‘mindful’?

La meditación es considerada una de las prácticas más populares del mindfulness hoy en día. En el próximo post explicaré la meditación para principiantes y añadiré algunos recursos interesantes para aquellos que ya están haciendo la práctica por sí mismos. Para no dejarte con las manos vacías ahora, aquí tienes 2 prácticas fáciles de mindfulness:

#1 – 3 Respiraciones conscientes – en cualquier momento – en cualquier lugar.

Dando toda nuestra atención a la respiración podemos calmar y silenciar la mente. La respiración siempre está con nosotros, pero mayormente no lo notamos porque nuestro sistema nervioso mantiene nuestra respiración automatizada. Dirigiendo nuestra atención a la respiración volvemos al momento presente, nos reconectamos con nosotros mismos y empezamos de nuevo. 

#2 – Escoja una actividad de rutina que hacer con atención.

Puede ser lavarse las manos, fregar los platos o tomar una taza de té. Incluso puede serlo durante los tiempos de espera en el tráfico. Elige una actividad y saboreala, sé consciente de las percepciones sensuales, los visuales, los sonidos, el tacto, el olfato y el gusto…

 

He dado una descripción bastante “americana” de mindfulness, que en este caso se adapta a los esports. Las enseñanzas originales son que el mindfulness es no-hacer. Es decir, no hay nada más simple que estar mindful- percibir nuestro entorno y nuestro ser interior a través de nuestros sentidos. Básicamente es escuchar atentamente a nuestro cuerpo y mente sin quedar atrapados en los pensamientos y sin identificarnos con ninguna sensación porque no son parte de nosotros – están pasando y sólo necesitamos reconocerlos. 

 

Para terminar, hay una antigua metáfora de mindfulness que aprendí de Jon Kabat-Zinn. La naturaleza de la mente es como un océano. La superficie está cambiando de forma, volteándose, rociando espuma en el aire y moviéndose rápidamente, es ruidosa e impredecible. Cuando nos sumergimos en la profundidad, todo se calma, hay serenidad, silencio y no se mueve nada. Lo mismo sucede con la mente. Muchas veces estamos surfeando las olas y disfrutando de las vistas, pero nos olvidamos de bucear más profundo, de tomar conciencia y simplemente de estar. No te muevas. Detente. Respira. Hazte un favor y empieza a pensar en tu cuerpo y tu mente hoy mismo.

Photo by Ant Rozetsky on Unsplash

Colaboradores: Iván Bonilla Gorrindo, Ignacio Ruiz-Cruces, Oriol Incarbone Pallarés & Guillermo Mendoza

LISTA DE REFERENCIAS

Goleman, D. & Davidson, R.J. (2017). Los beneficios de la meditación. Editorial Kairós SA. ISBN-10: 8499885799

Kabat-Zinn, J. (2018) Meditation is not what you think: Mindfulness and why is it so important. Hachette Books (1st Ed.). ISBN-10: 0316411744

Cover photo by Keegan Houser on Unsplash

One thought on “Mindfulness

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *